Yo. Mujer, Persona y Ciudadana

Estaba temblando, pero no de frío. Tenía mareos y el dolor en el extremo izquierdo de mi vientre era más que insoportable. Cuando entró aquella mujer sus palabras llenas de seguridad y autoconvicción fueron para mí una esperanza de vida.
Horas antes todo era desesperante. Y me decía en mi interior: Leslie, estás saboreando la amargura de la inequidad. Por ser mujer estás aquí soportando dolor y esperando que otros decidan por vos. ¿Y quién de todas estas personas que decidirán por vos piensa realmente en tu derecho a vivir y en el derecho de tu hijo de nueve años a no perder a su madre? Días después le comenté a mi pareja que me parecería increíble cómo aún en aquellos momentos pensé realmente desde una perspectiva de género, en mi derecho a vivir. Probablemente las discusiones e intercambios realizados en mi curso de diplomado “Desarrollo, Género y Comunicación” me permitieron reflexionar y demandar mi derecho a la vida.

Descargar Archivo PDF

conchita_premiacion

 

febrero 8, 2017